Finalizan los trabajos del segundo parque infantil cubierto de Santander situado en Cueto

Los trabajos para habilitar el segundo parque infantil cubierto de Santander, situado en la avenida Doctor Diego Madrazo, en Cueto, ya han finalizado, según ha podido comprobar la alcaldesa, Gema Igual, quien ha recordado que el primero se abrió hace unos días en la calle Los Encinares, del barrio de El Alisal.

Igual ha señalado que el Ayuntamiento cumple así con una propuesta de los vecinos, que la trasladaron a través de la convocatoria de presupuestos participativos, dotada con una cuantía anual de 1,5 millones de euros destinados a financiar aquellas actuaciones que plantean directamente los propios santanderinos.

La alcaldesa ha visitado este lunes el área infantil de la Avenida Doctor Diego Madrazo, acompañada por los vecinos del entorno; la concejala de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz; y la directora general de Medio Ambiente, Belén Domínguez.

Seguimos trabajando para el entorno más cercano de los santanderinos, seguimos concibiendo la ciudad barrio a barrio para que cada uno tenga en las proximidades los mejores servicios y también queremos que la gente conviva en la calle, que utilice los espacios de convivencia al aire libre, como es éste”, ha apuntado.

Igual ha recordado que Santander ya cuenta con espacios en los que se ofrecen alternativas de ocio y juego a cubierto para niños y jóvenes, como la red de ludotecas, los centros cívicos o los programas de ocio vacacional como El Inviernuco, así como otros eventos puntuales como los organizados con motivo de las fiestas de Navidad.

“Este proyecto va a permitir a nuestros pequeños y a las familias disfrutar mucho más sin preocuparse por la lluvia o por el tiempo cuando no acompaña y resguardarse también del sol”, ha recalcado la alcaldesa, quien ha señalado que, de esta manera, el Ayuntamiento sigue mejorando la dotación de espacios públicos, parques y áreas de juego de la ciudad, al mismo tiempo que invierte en los barrios y su modernización, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

Y ha hecho hincapié en que ahora se añaden estos dos parques infantiles cubiertos, fomentando así la convivencia vecinal y que los niños jueguen en la calle, evitando el aislamiento y el sedentarismo.

Igual ha explicado que la inversión municipal para cubrir estos dos parques infantiles en Cueto y El Alisal ha sido de 138.040 euros, que se financian con cargo a los presupuestos participativos y, en este sentido, ha informado de que la convocatoria de 2018 se acaba de cerrar, con un total de 522 ideas presentadas.

De ellas, 309 se presentaron en el registro municipal, 150 a través de la página web y 63 en los centros cívicos, ha detallado la regidora santanderina, quien ha precisado que se están dando los primeros pasos en cuanto a la comprobación, por parte de los técnicos, del cumplimiento de los sencillos criterios de las bases de cada una de las ideas presentadas, como son que no superen los 150.000 euros, que la petición la hagan vecinos de Santander mayores de 16 años, que sean de interés general y que afecten a un espacio público.

Asimismo, ha destacado la capacidad del Ayuntamiento de Santander para movilizar inversión en la ciudad, que se materializa en 33 obras finalizadas en este año, por importe de 26,7 millones de euros; otros 16 proyectos en ejecución, por valor de 34,9 millones; y otras 23 actuaciones que darán comienzo próximamente, a las que se destinará una inversión municipal de más de 57 millones de euros.

Características de las áreas infantiles cubiertas

La actuación en el parque de la avenida del Doctor Diego Madrazo ha permitido cubrir un área que cuenta con 6 elementos de juego con capacidad para 12 menores. La cubierta tiene unas dimensiones de 17,8 metros de largo por 14,8 metros de ancho y abarca una superficie de algo más de 263 metros cuadrados. La altura oscila entre los 2,8 y los 3 metros.

Se levanta sobre una estructura metálica y se remata con paneles de policarbonato compacto y el proyecto incluye también la instalación de iluminación bajo la cubierta a través de seis luminarias LED, así como la canalización para recoger el agua de lluvia y derivarla a la red existente en la zona.

Por su parte, el parque infantil de El Alisal se sitúa en la calle Los Encinares y está dotado con ocho elementos de juego con capacidad para quince usuarios. La actuación en este espacio ha contemplado la construcción de una cubierta para proteger una superficie de unos 166 metros cuadrados.

Consta de una estructura metálica con cubierta de paneles de policarbonato compacto. Tiene unas dimensiones de 12,6 por 13,2 metros y una altura de entre 2,69 y 3,15 metros. Se completa con la colocación de cuatro luminarias LED y los sistemas de recogida y canalización de aguas pluviales.